Indicadores

Un indicador económico es un tipo de dato de carácter estadístico sobre la economía que permite realizar un análisis de la situación y del rendimiento de la economía tanto pasada como presente, y en muchos casos sirve para realizar previsiones sobre la futura evolución de la economía. Otra de las utilidades de los indicadores económicos es el estudio de los ciclos económicos.

No existe una definición oficial por parte de algún organismo nacional o internacional, sobre indicadores económicos, pero la definición proporcionada por Bauer en 1966, de los indicadores sociales es fácilmente extrapolable a los indicadores económicos, objeto de este artículo:

“Los indicadores sociales son estadísticas, serie estadística o cualquier forma de indicación que nos facilita estudiar dónde estamos y hacia dónde nos dirigimos con respecto a determinados objetivos y metas, así como evaluar programas específicos y determinar su impacto”.

La historia de los indicadores económicos se remonta a finales de la década de los 30 y principios de la década de los 40, cuando el National Bureau of Economic Reseach (NBER) publicó el trabajo empírico de Burnes y Mitchell (1946) en el que se recogía una lista de indicadores ( según la clasificación temporal que se mostrará más adelante) coincidentes, rezagados y adelantados del ciclo económico de los Estados Unidos.

Los indicadores económicos suelen ser elaborados y suministrados periódicamente por instituciones gubernamentales de los países correspondientes, pero no siempre, también son publicados en ocasiones por entidades de carácter privado como por ejemplo S&P, Moody's, NBER, etc., que normalmente realizan tareas de investigación estadística. En los Estados Unidos, por ejemplo, el Bureau of Labor Statistics (Oficina de Estadísticas Laborales), es la agencia gubernamental que se encarga de la recolección de datos y análisis del mercado laboral, mientras que en España es el INE (Instituto Nacional de Estadística de España), el encargado de publicarlos.